El cambio de Guardia en el Palacio Real

Uno de los actos turísticos más genuinos cuando viajamos a Londres es el cambio de guarda que se celebra ante la residencia de la Reina de Inglaterra. Este gran acto turísticos también se repite en otras ciudades de Europa donde la monarquía continua teniendo una presencia en la vida política y nacional del país en cuestión. Concretamente, por ejemplo también se puede ver en Suecia. Pero en Madrid también podemos vivir la emoción y el gran espectáculo de un cambio de guardia, en este caso se trata de el Cambio de Guardia en el Palacio Real.

cambioguardia

Se realiza unas 9 veces al año, a las 12 del mediodía, solo en caso de que haya buen tiempo, y básicamente participan unos 400 soldados y 100 caballos. Normalmente la afluencia de turistas suele ser considerable, ya que es un espectáculo bastante impresionante, tanto por la sincronización de los soldados como también por la belleza de esos casi 100 caballos, que recuerdan aquellos remotos tiempos en los que los coches no eran lo que hoy en día son, y el principal mecanismo de transporte era la tracción animal que proporcionaba un caballo.

Sea como sea, el acto de cambio de Guardia en el Palacio Real de la ciudad de Madrid se realiza en una especie de dos bloques, en el primero la caballería hace diversos movimientos por el patio, y de esa manera causa bastante impresión a los turistas que se agolpan en las verjas, luego, en la segunda parte del cambio de guardia, son los soldados a pie quienes tienen el protagonismo, y realizan tanto un cambio en las casetas como también en las piezas de artillería que hay dispuestas en la zona.

Todo el espectáculo está acompañado de marchas militares, así como también de un sistema de megofonia que irá explicando todo el cambio, incluso que significan y como se llaman los diferentes pasos y movimientos que realizan los soldados. Sin duda, es un gran espectáculo digno de ver, y del que solo se puede disfrutar pocos días al año, concretamente solo 9 veces si el tiempo lo permite, así que es algo que hay que visitar alguna vez en nuestras visitas por Madrid.