Guadarrama, el retiro preferido de los madrileños

Una de las interesantes rutas que se pueden realizar por las afueras de Madrid es la llamada ruta imperial, esta ruta circula por hermosas cumbres y más que magníficos valles. Uno de sus puntos fuertes es justamente Guadarrama, una población de poco más de 13.000 habitantes que suele ser nombrada como uno de los destinos preferidos por los madrileños para retirarse del bullicio y de la vida ajetreada de la capital, no es para menos, situada en medio de la sierra que tienen su mismo nombre, está repleta de caminos que antiguamente conectaban Madrid con Segovia, y que en la actualidad representan un escenario ideal para aquellos a los que les gusta el caminar.

guadarrama03

En Guadarrama han habido diferentes habitantes a lo largo de la historia, ya en los tiempos romanos hay certeras pruebas de población en la zona, o como mínimo de estar citada, de manera más actual, fue fundada por Alfonso X en 1268 encima de lo que vendría a ser algún tipo de vestigio árabe en la zona. Una historia curiosa es que tanto Madrid como Segovia se disputaron la propiedad de la en aquellos tiempos ciudad medieval, hasta que tanto Alfonso X y después Carlos IV la incorporación a las propiedades de la Corona de Castilla.

Si llegas hasta Guadarrama no puedes dejar de visitar la Plaza Mayor, con la iglesia de San Miguel Arcángel que hoy en día es un estupendo centro cultural. Durante la guerra civil recibió incesantes bombardeos y se destruyo en parte. Pero si realmente buscas la sorpresa, acércate a la fuente de Piedra, del 1785, que tiene forma de entrada a una iglesia, con una imagen enorme de San Miguel Arcángel y dos cabezas de león de dónde surge el agua. Antiguamente abastecía a casi toda la población de la zona. Si eres de los que les gusta pescar, en la salida del pueblo se encuentra el embalse de la Jarosa, famoso por sus truchas arco iris y porque es un lugar recurrente donde pescar durante todo el año.

Sin duda, un lugar tan singular debe ser motivo de parada, y disfrutar de la tranquilidad y la montaña, aspirando aire fresco de los montes.